Chayanne y su ritmo inagotable

Cinco horas antes de un concierto Chayanne no come nada. Trata que el almuerzo sea liviano, “un pollito a la plancha o pescado a la parrilla”, dice. En medio del show toma mucha agua (con electrolitos), la misma que pierde por montones porque él, aunque no lleva la cuenta de cuántas […]